Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Marilyn (o Pavlov, el mentiroso)

Marilyn (o Pavlov, el mentiroso)

De pequeño
Escuchaba hablar
De Marilyn Monroe:
Es la más sexy del mundo,
La vas a amar,
Te va a gustar.
De pequeño escuchaba hablar…

La baba caía por mi boca
De pensar en ella.
Nunca había visto
Su foto. No conocía
Su cara.
Escuchaba y escuchaba…

Un día,
Un vecino bromista
Me mostró una imagen
De un perro con sarna
Y me dijo, jocoso,
Acá está tu amada…

Hoy no puedo evitar,
Aun conociendo la verdad,
Pasar por el Pasteur
Y sentirme exaltado.

¿Con cuántas cosas
Me habrán mentido
En mi infancia?
¿Cuántas porquerías
Me habrán contado?

Por Félix Sánchez Durán.

martes, 29 de marzo de 2016

Mis caídas

Mis caídas

De crío caí de la cuna.
Alborotados mis padres
Me llevaron al hospital
Y allí pudieron constatar
Que estaba bien.

De chico me caí del triciclo.
Lloré como llora un niño
Pero al rato, paré.
Me subieron al triciclo nuevamente
Y pedaleé.

De adolescente me caí de un caballo
Y dejé los dientes marcados
En el potrero de arena
En el que hacía equitación.
Sólo el orgullo me dolió
Pero volví a cabalgar.

Ya de grande,
Y con todo lo vivido,
Me caí de una ilusión.
De eso, no me recuperé
Nunca más.

Por Félix Sánchez Durán.

martes, 22 de marzo de 2016

Ideología

Ideología

Compañera, corazón de subsidio:

A través de tus ojos, la calma transparente.
Porque yo te amo más
que a los desfiles de navíos
por el mar de los huesos.
Más con mis herramientas de mentir.
Y no es suficiente el calor,
las penetraciones,
el terrorismo y los asedios.
No, nunca nada bastará.
Ni mi arrepentimiento ni mi vuelta.
Porque la orfandad me ha perdido
por los caminos, pieza a pieza,
y lejos de ti sólo se aprende la nevada
y el uso del revólver.


Invierno de 1985. El cadáver de Mikel Zabalza, miembro de ETA, aparece en el río Bidasoa. El informe oficial dice que se ahogó «accidentalmente», intentando huir. Las estacio-nes se repiten idénticas.

de Isabel Pérez Montalbán,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.15, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

domingo, 20 de marzo de 2016

Al Comandante Marcos (Eduardo Contreras Escobar)

Al Comandante Marcos
(Eduardo Contreras Escobar)

El ruido de la metralla nos dejó con la puerta en
las narices.
La puerta de tu vida cerrada de repente
en la madera que te duerme y acurruca en el
vientre de la tierra.

No puedo creer tu muerte,
tan sin despedida,
—sólo ese lejano presentimiento de aquella noche,
¿te acordás?—
en que lloré rabiosamente viéndote dormido,
sabiéndote pájaro migratorio
en rápida fuga de la vida.

Después,
cuando partiste,
cuando agarraste el peligro por las crines
y te sabía rodeado de furiosos perros,
empecé a creer que eras indestructible.
¿Cómo poder creer en el final de tus manos,
de tus ojos, de tu palabra?
¿Cómo creer en tu final cuando vos eras todo
principio;
la chispa, el primer disparo, la orden de fuego,
los planes, la calma?

Pero allí estaba la noticia en el periódico
Y tu foto mirándome sin verme
y esa definitiva sensación de tu ausencia
corriéndome por dentro sin consuelo,
dejando muy atrás la frontera de las lágrimas,
echándose en mis venas,
reventando contra todas mis esquinas.

Va pasando el tiempo
y va siendo más grande el hueco de tu nombre,
los minutos cargados de tu piel,
del canto rítmico de tu corazón,
de todo lo que ahora nada en mi cerebro
y te lleva y te trae como el flujo y reflujo
de una marea de sangre,
donde veo rojo de dolor y de rabia
y escribo sin poder escribir este llanto infinito,
redondo y circular como tu símbolo,
donde no puedo vislumbrar tu final
y siento solamente con la fuerza del abrazo,
de la lluvia,
de los caballos en fuga,
tu principio.

de Gioconda Belli,
en Escándalo de Miel, Seix Barral, 2011.

viernes, 18 de marzo de 2016

Acción de gracias

Acción de gracias

El valor del amor no está en el amor
sino en tu alegría.
El valor de la lucha política no está en ella
sino en las cerezas, las muchachas y la buena atención sanitaria.
El valor de la libertad no está en la libertad
sino en la igualdad.
El valor de la igualdad no está en la igualdad
sino en la fraternidad.
Seguro que ya sospechas dónde reside
el valor de la fraternidad y no te engañas:
en la libertad.
El valor de tu alegría tampoco está en sí mismo
sino en el gozoso desorden
con que construimos horas de libertad
de cerezas de igualdad de lucha política de amor.

Pero estas cosas las sé
porque tú existes.

De Jorge Riechmann,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.16, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Desgana

Desgana

Si cuarenta mil niños sucumben diariamente
en el purgatorio del hambre y de la sed
si la tortura de los pobres cuerpos
envilece una a una a las almas
y si el poder se ufana de sus cuarentenas
o si los pobres de solemnidad
son cada vez menos solemnes y más pobres
ya es bastante grave
que un solo hombre
o una sola mujer
contemplen distraídos el horizonte neutro
pero en cambio es atroz
sencillamente atroz
si es la humanidad la que se encoge de hombros.

De Mario Benedetti,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.7, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

lunes, 14 de marzo de 2016

Utopía

Utopía

Compañera, mancha de moras,... anagrama de sangre:

En las noches de la isla
quise redes maternas, una caja de música
y cartas perfumadas con remite.
Soñaba el desafío de unos senos
donde enterrar en el coma profundo
mis disfraces de tránsfuga.

Pero ayer no se extingue así de fácil.
Vivir es el tatuaje de un pasado
y sus siniestros trucos.
Me acosaba en lo oscuro la extrañeza.
Qué puede hacer un hombre medio vivo
medio muerto, ya simple vegetal,
sin letra impresa en qué reconocerse.

Pero tú no te mueras.
Nunca más el cansancio ha de vencerme
sobre la orografía de tu cuerpo.

El 11 de marzo de 1985 Gorbachov es elegido secretario
general del PCUS. El día 11 de abril muere Enver Hoxha.
Comienza la primavera. Las estaciones se repiten idénticas.

de Isabel Pérez Montalbán,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.15, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

jueves, 10 de marzo de 2016

Contra toda esperanza

Contra toda esperanza

En estos días
en que el mundo temiendo la entropía
se dobla sobre sí mismo,
es cada vez más ardua la tarea
de pregonar anuncios optimistas.

No hay evidencias que soporten
la esperanza de vientos
enrumbándonos hacia ignotos continentes plenos
de verdor
o de palabras que acierten y nos expliquen los
mutuos agravios.
Al contrario: el tiempo acumula pruebas contra las
posibilidades del equilibrio.

Hay cientos de seres pereciendo
mientras otros asisten impávidos a sus agonías
—espectadores en mullidas butacas
pulsando botones—
Una sociedad de voyeurs
bendice su abundancia.

de Gioconda Belli,
en Escándalo de Miel, Seix Barral, 2011.

martes, 8 de marzo de 2016

El paraíso

El paraíso

Los verdugos suelen ser católicos
creen en la santísima trinidad
y martirizan al prójimo como un medio
de combatir el anticristo
pero cuando mueren no van al cielo
porque allí no aceptan asesinos

sus víctimas en cambio son mártires
y hasta podrían ser ángeles o santos
prefieren ser deshechos antes que traicionar
pero tampoco van al cielo

porque no creen que el cielo exista.

De Mario Benedetti,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.7, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

domingo, 6 de marzo de 2016

La herencia

La herencia

El frío inconsolable de los pobres.
No basta la abundancia para arropar el frío
que se hereda en los genes y nace del escombro.
No hay leña que derrita tanta nieve embrionaria.
Se encienden chimeneas. Con la lana se teje un sol,
un armario de soles, un paño de artificio.
Se adquieren edredones como un nido de pájaros.
Y el frío, por debajo, permanece.
De la médula vuelve la trastienda del hielo
a cubrirme los ojos como sangre reseca.

Ya todo es negritud, glaciar y sangre.
Por mis venas se espesa la eutanasia de un río,
el brutal abandono de la mano paterna,
los hermanos perdidos en la prisa de un puente.
La enfermedad congénita me vigila larvada,
se burla de mi huida cuando cambio de nombre
y usurpo los derechos de otra vida.
Ya todo es cicatriz, hospital y alacranes.

Se conquistan los barrios, la blancura
de las liendres y el suero. Se aprende la costumbre.
Se accede a la oficina, al ropaje, a la fiebre,
al calor esponjoso de los cuerpos.
Y el frío, sin embargo, permanece.

de Isabel Pérez Montalbán,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.15, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

viernes, 4 de marzo de 2016

Postales de la Nueva Argentina

Postales de la Nueva Argentina

Discutía con el zurdo,
Con el trosko,
Le hablaba de su falta
De visión estratégica,
De su intransigencia,
De su rol funcional
A la Derecha,
De que el cambio es gradual,
Y que todo se cosecha…

Él me decía
Que nunca habíamos dejado de ser
Parte de la burguesía,
Que no combatíamos
Los poderes reales,
Que era pura propaganda
Y el pueblo seguía
Con hambre…

Yo le decía,
Él me decía…

Tuvimos que dejar
La discusión política
Para otro momento.
Había llegado la Infantería
Y empezaba a decirnos,
Con lenguaje de palos,
Lo que ella creía.

Por Félix Sánchez Durán.

jueves, 3 de marzo de 2016

El nuevo

El nuevo

Viene contento
el nuevo
la sonrisa juntándole los labios
el lápiz faber virgen y agresivo
el duro traje azul
de los domingos
Decente
un muchachito.
Cada vez que se sienta
piensa en las rodilleras
murmura sí señor
se olvida
de sí mismo.
Agacha la cabeza
escribe sin borrones
escribe escribe
hasta
las siete menos cinco.
Sólo entonces
suspira
y es un lindo suspiro
de modorra feliz
de cansancio tranquilo.
Claro
uno ya lo sabe
se agacha demasiado
dentro de veinte años
quizá
de veinticinco
no podrá enderezarse
ni será
el mismo
tendrá unos pantalones
mugrientos y cilíndricos
y un dolor en la espalda
siempre
en su sitio.
No dirá
sí señor
dirá viejo podrido
rezará palabrotas
despacito
y dos veces al año
pensará
convencido
sin creer su nostalgia
ni culpar al destino
que todo
todo ha sido
demasiado
sencillo.

De Mario Benedetti,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.7, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

martes, 1 de marzo de 2016

Ché

Ché

¿Si el poeta eres tú,
qué puedo yo decirte comandante?

¿Qué puedo yo decirte, comandante?,
todavía guarda mi memoria
tus fotos en Bohemia "Edición del Triunfo".
Tu cara hermosa y risueña.
Qué hermoso sos, comandante,
un hombre con cara de futuro,
un hombre grande, lleno de alegría y victoria.

¿Qué puedo yo decirte, comandante,
si vos sos el poeta de la flor y el mate
del tiempo detenido en una ráfaga de metralla
que canta?

de Gioconda Belli,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.55, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.