Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

domingo, 31 de enero de 2016

El enemigo

El enemigo

Hoy vino a verme un enemigo.
Se trata de un hombre encerrado
en su verdad, en su castillo,
como en una caja de hierro,
con su propia respiración
y las espadas singulares
que amamantó para el castigo.

Miré los años en su rostro,
en sus ojos de agua cansada,
en las líneas de soledad
que le subieron a las sienes
lentamente, desde el orgullo.

Hablamos en la claridad
de un medio día pululante,
con viento que esparcía sol
y sol combatiendo en el cielo.
Pero el hombre sólo mostró
las nuevas llaves, el camino
de todas las puertas. Yo creo
que adentro de él iba el silencio
que no podía compartirse.
Tenía una piedra en el alma:
él preservaba la dureza.

Pensé en su mezquina verdad
enterrada sin esperanza
de herir a nadie sino a él
y miré mi pobre verdad
maltratada adentro de mí.

Allí estábamos cada uno
con su certidumbre afilada
y endurecida por el tiempo
como dos ciegos que defienden
cada uno su oscuridad.

De Pablo Neruda,
en Five decades: poems 1925-1970, Ben Belitt/Grove Press, 1974.

sábado, 30 de enero de 2016

Manzana (o el Ser de las cosas)

Manzana (o el Ser de las cosas)

Manzana
De rojos cachetes
Que te caés
De la rama
Que supo ser tu hogar
Nunca un gusano
Moró tu vientre
Nunca la altura
Te hizo llorar
Dulce manzana
Sin un mordisco
Tu sueño de ser probada
No ocurrirá
Basta que veas
El alambrado
Para que entiendas
No pasará

Por Félix Sánchez Durán.

viernes, 29 de enero de 2016

Encrucijadas

Encrucijadas

Otra vez llegamos
A esas encrucijadas de la Historia
En que se les pide a los oprimidos
Ser “civilizados”,
Mientras los opresores
Se permiten ser “bárbaros”,
Romper las leyes,
Quitar trabajos.

Otra vez llegamos
A esas encrucijadas de la Historia…
Ya me estoy cansando…

Por Félix Sánchez Durán.

jueves, 28 de enero de 2016

Amador Cea

Amador Cea

(De Coronel, Chile, 1949)

Como habían detenido a mi padre
y pasó el Presidente que elegimos
y dijo que todos éramos libres, yo pedí que a mi viejo
lo soltaran.

Me llevaron y me pegaron todo un día.
No conozco a nadie en el cuartel. No sé, no puedo
ni recordar sus caras. Era la policía.
Cuando perdía el conocimiento, me tiraban
agua en el cuerpo y me seguían pegando.
En la tarde, antes de salir, me llevaron
arrastrando a una sala de baño,
me empujaron la cabeza adentro de una taza
de W.C. llena de excrementos. Me ahogaba.
«Ahora, sal a pedir libertad al Presidente,
que te manda este regalo», me decían.

Me siento apaleado, esta costilla me la rompieron.
Pero por dentro estoy como antes, camarada.
A nosotros no nos rompen sino matándonos.

De Pablo Neruda,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.3, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

miércoles, 27 de enero de 2016

Clase de meditación

Clase de meditación

Cierren bien los ojos:
Imagínense un país
Donde un grupo pequeño,
Muy poderoso,
Controla los medios gráficos
A través
De la distribución de papel.

Imagínense un país
Donde un grupo pequeño,
Muy poderoso,
Controla los mensajes
Que circulan
Por la radio y la tevé.

Imagínense
Que ese grupo
También controla
El acceso a internet.

Imagínense
Que ese grupo
Tiene todo el poder.

Ahora,
Si pueden,
Abran sus ojos.

Por Félix Sánchez Durán.

martes, 26 de enero de 2016

Ante todo...

Ante todo...

Llegó el niño
Consternado al colegio,
Buscó a su maestro
Y angustiado le dijo:

“He veído un chico
Que en la calle duerme,
Nada le hinca el diente,
Y a nadie parece importar.”

“¡Eso está muy mal!
-le respondió preocupado-,
No se dice ‘veído’.
Ponte a practicar.”

Por Félix Sánchez Durán.

lunes, 25 de enero de 2016

Prejuicios

Prejuicios

Los prejuicios son
Como el papel picado
Luego de una fiesta
De cotillón:

Cuando creés
Habértelos limpiado
Todos de la cabeza,
Aparecen más.

Lo importante es
Seguírtelos quitando
Cuando los vuelvas
A encontrar.

Por Félix Sánchez Durán.

domingo, 24 de enero de 2016

América Latina

América Latina

El poeta cara a cara con la luna
fuma su margarita emocionante
bebe su dosis de palabras ajenas
vuela con sus pinceles de rocío
rasca su violincito pederasta.

Hasta que se destroza los hocicos
en el áspero muro de un cuartel.

De Roque Dalton,
en Taberna y otros lugares, Casa de las Américas, 1969.

sábado, 23 de enero de 2016

El contestador automático del neoliberalismo

El contestador automático del neoliberalismo

Si quiere control pulse distracción.
Si quiere seguridad pulse violencia.

Si quiere desmantelar los derechos sociales
y los servicios públicos pulse crisis económica.

Si quiere medidas impopulares pulse resignación.
Si quiere público pulse publicidad.
Si quiere engañar pulse sugestionar.
Si quiere inducir comportamientos pulse emotividad.
Si quiere vulgaridad pulse corazón.
Si quiere cultura pulse moda.

Si quiere privatizaciones, precariedad y flexibilidad
vuelva a pulsar crisis económica.

La operación se está procesando.
Recuerde, nuestras órdenes son sus deseos.

De Antonio Orihuela Uzal,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.14, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

viernes, 22 de enero de 2016

Desarrollo Sostenible

Desarrollo Sostenible

En China, los niños juegan catorce horas diarias
A que trabajan
Fabricando juguetes
Para los niños de España.

Los pedidos para esta temporada
Ya están en las tiendas
Y la producción para el año que viene, asegurada.

Mientras queramos,
Los Reyes Magos
Seguirán viniendo de Oriente.


De Antonio Orihuela Uzal,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.14, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

miércoles, 20 de enero de 2016

Vivo en un mundo de gente encorvada...

Vivo en un mundo de gente encorvada,
pero nadie lo nota
porque todos viven de erguirse sobre alguien.

Vivo con gente que apaga la luz a las doce
y se marchita arrancando hojas al calendario,
pero se consuelan con otros
que ni siquiera saben
si estarán vivos al día siguiente.

Vivo rodeado de gente con sed,
mordiéndose constantemente los labios,
pero sólo cuando ya han comido.

Vivo subido a las palabras,
porque en ningún otro sitio
he encontrado casa.

De Antonio Orihuela Uzal,
en Piedra, corazón del mundo, Editorial Germania, 2001.

lunes, 18 de enero de 2016

Burocracia

Burocracia

Compañera, mi dosis anfetamínica:

La doctrina, el trabajo sórdido, más inútil,
por el pueblo explotado, para el pueblo ya libre.

Tú no sabes el daño que origina la luz
cenital del neón, las quemaduras
que causa en la mirada y en la piel
de quien trabaja inmerso en la parálisis,
de quien aguarda atención en las colas.
Apenas serpentea la gente con su turno.
Si conquistan un paso al frente, sueñan
que pronto llegarán a ventanilla.
Tienen aspecto de convalecientes
olvidados sin lástima en un gran almacén
de chatarra y papeles con sellos oficiales.

Mientras todos acuden a la cafetería,
en el lavabo llora un funcionario.

14 de diciembre de 1988.
Huelga general contra el Gobierno
de Felipe González.

De Isabel Pérez Montalbán,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.15, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

sábado, 16 de enero de 2016

De reyes y plebeyos

De reyes y plebeyos

Gente guapa tal vez; desde luego muy alta
o altiva de estatura escandinava,
así la monarquía por la tele.
Sonriente desde el trono y los diamantes,
exhibe guardarropa de adán seda
delante de los nadie, el populacho
venido a clase media: pueblo sin alpargata
que se toma las cañas por su barrio;
piso modesto de hipoteca altísima,
gresite mate que se sueña mármol
o interiorismo chic de un arte povera.

A veces gente guapa como encaje
de chantilly o merengue que va orlando
y tapando el remache de la vida hemofílica,
la ventana rasgada de ir muriéndose a veces
igual que humanos bichos sin pamela,
armados en la paz de carruajes y guerras,
aplastados por tanques de libertad y cripta,
muriéndose al relente como cualquier mendigo,
como colilla o cáscara, como botella o lata,
flecha de sol festivo, crucifijo de altar
y lentejuela suelta de un vestido de boda.

De Isabel Pérez Montalbán,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.15, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

jueves, 14 de enero de 2016

Los olvidados

Los olvidados

En estos años difíciles,
veo la flor de mi generación
delante de las puertas cerradas.
Florecen, a cambio, las ideas muertas,
y los hombres no son sino sombras de hombres.

Éste
es mi tiempo.

De Antonio Orihuela Uzal,
en Piedra, corazón del mundo, Editorial Germania, 2001.

martes, 12 de enero de 2016

Alienación

Alienación

Compañera, la esclavitud:

Sobre mi piel, un manuscrito.
Los escribanos tatuaban su historia
de moribundos y gregarios.
La tinta turbulenta igual que los litigios
iba caligrafiando los recuerdos
como un puñado de mentira y brasas.
Aquí, una casa que no habité nunca.
Allí, el perfil salvador de una madre.
En la espalda, costumbres de extranjero.
Hasta que ya no atendí por mi nombre.

Tus manos ciegas, cuando toquen
mi cuerpo en el reposo,
leerán mi relieve en braille:
un idioma que a ellas se abandona.

Marzo de 1992.
En la antigua Yugoslavia se independiza Bosnia
Herzegovina. Poco después comienza la guerra.

De Isabel Pérez Montalbán,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.15, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

sábado, 9 de enero de 2016

Aprender a hablar

Aprender a hablar

“No hay que dar por sentado que las sillas
sirvan para sentarse.”
Pedro Casariego Córdoba

En el abismo del bostezo se pierden
las palabras inertes de la izquierda
que no sabe orar
no sabe maldecir no sabe leer
no sabe callar
no sabe piropear ni cantar

una izquierda disléxica que confunde
el consumismo con el comunismo
la alineación con la alienación
las necesidades con las necedades
los servicios con las sevicias

una izquierda que parlotea demasiadas palabras hueras
pero le faltan
precisamente las que harían falta
y ni siquiera ve el hueco de la palabra con médula

una izquierda que debe
meterse piedras en la boca para hablar.

De Jorge Riechmann,
en La estación vacía, Ed. Germania, 2000.

jueves, 7 de enero de 2016

Socialismo y ronroneo

Socialismo y ronroneo

Hay algo elemental, irrechazable, justo
en el gato que busca una caricia.
Pienso en relaciones sociales decentes
y en derrotar al fascismo.
La gata se acurruca sobre mí.

Si pudiéramos siempre completar la caricia.

De Jorge Riechmann,
en La estación vacía, Ed. Germania, 2000.

martes, 5 de enero de 2016

Cada vez...

CADA VEZ veo más gente
con una venda
en los ojos.

Incluso he visto gente, a las que,
habiéndoseles movido un poco

se la vuelven a colocar correctamente.

De Antonio Orihuela Uzal,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.14, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.

Clases sociales

Clases sociales

Los pobres son príncipes que tienen que reconquistar su reino.
Agustín Díaz-Yanes.Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto.

Con seis años, mi padre trabajaba
de primavera a primavera.
De sol a sol cuidaba de animales.
El capataz lo ataba de una cuerda
para que no se perdiera en las zanjas,
en las ramas de olivo, en los arroyos,
en la escarcha invernal de los barrancos.
Ya cuando oscurecía, sin esfuerzo,
tiraba de él, lo regresaba níveo,
amoratado, con temblores
y ampollas en las manos,
y alguna enredadera de abandono
en las paredes quebradizas
de sus pulmones rosas
y su pequeño corazón.

En sus últimos años volvía a ser un niño:
se acordaba del frío proletario,
porque era ya substancia de sus huesos,
del aroma de salvia, del primer cine mudo
y del pan con aceite que le daban al ángelus,
en la hora de las falsas proteínas.

Pero su señorito, que era bueno,
con sus botas de piel y sus guantes de lluvia,
una vez lo llevó, en coche de caballos,
al médico. Le falla la memoria
del viaje: lo sacaron del cortijo sin pulso,
tenía más de cuarenta de fiebre
y había estado a punto de morirse,
con seis años, mi padre, de aquella pulmonía.
Con seis años, mi padre.

Mayo de 1997, mes y año de su muerte. Nadie estudiará esta fecha.

De Isabel Pérez Montalbán,
en Cartas de amor de un comunista, Editorial Germania, 1999.

Plaza de los vivos/Plaza de los muertos

Plaza de los vivos/Plaza de los muertos

¡Que no salga en la foto
el hombre que recoge la basura
la mujer que pide limosna o en su defecto el azúcar estuchado
la niña que se prostituye para el tour-operator
el niño que cose zapatillas olímpicas
el viejo que no sabe dónde sentarse
la anciana cuyas manos son auténticas raíces!
No decimos que a su manera no sean fotogénicos
y es cierto que no carecen de color local, pero
¡no para esta foto que es mi foto!
¡Que se muevan
y no salgan en la foto!

De Jorge Riechmann,
en La estación vacía, Ed. Germania, 2000. 

domingo, 3 de enero de 2016

Acta

Acta

En nombre de quienes lavan ropa ajena
(y expulsan de la blancura la mugre ajena).

En nombre de quienes cuidan hijos ajenos
(y venden su fuerza de trabajo
en forma de amor maternal y humillaciones) .

En nombre de quienes habitan en vivienda ajena
(que ya no es vientre amable sino una tumba o cárcel).

En nombre de quienes comen mendrugos ajenos
(y aún los mastican con sentimiento de ladrón).

En nombre de quienes viven en un país ajeno
(las casas y las fábricas y los comercios
y las calles y las ciudades y los pueblos
y los ríos y los lagos y los volcanes y los montes
son siempre de otros
y por eso está allí la policía y la guardia
cuidándolos contra nosotros).

En nombre de quienes lo único que tienen
es hambre explotación enfermedades
sed de justicia y de agua
persecuciones condenas
soledad abandono opresión muerte.

Yo acuso a la propiedad privada
de privarnos de todo.

De Roque Dalton,
en Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.12, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013.