Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

jueves, 30 de abril de 2015

Mi juego de naipes

Mi juego de naipes

En mi juego de naipes
La carta que tiene la lamparita
Le gana a la que tiene un palo,
Pero la más importante de todas
Es aquella en la que están
Todos tirando para el mismo lado.

Por Félix Sánchez Durán.

El cuadro completo

El cuadro completo

Muéstrame el cuchillo en tus manos
Y te llamaré violento.
Muéstrame tus puños ensangrentados
Y te llamaré asesino.
Muéstrame el cuadro completo
Y me daré cuenta
Que sólo estabas cocinando
Una jugosa carne
Para tus hijos.

Por Félix Sánchez Durán.

miércoles, 29 de abril de 2015

Principios de cristalería

Principios de cristalería

La fuente de cristal
Cayó al piso
Y se rompió
En varios pedazos.

Los comensales
Tomaron sus partes,
Se miraron fijamente
Y, en lugar de pegarlos,
Se retiraron por sus lares.

Quedaron piezas
De distintos tamaños,
Pero ninguno pudo
Construir un plato
Con esos pedazos.

De nada sirvió
Tener, siquiera,
El pedazo más grande.

Por Félix Sánchez Durán.

martes, 28 de abril de 2015

De ideas

De ideas

El estúpido que repite
Una gran idea
No deja de ser estúpido.

El amargo que habla
De risas
No es alegre;
Es hipócrita.

Una gran idea
Repetida en boca
De un idiota
No deja de ser jamás
Una gran idea.

Vean todos ustedes
Qué poco sentido tiene
Intentar derribar a las personas.

Si la idea es digna
De ser considerada idea,
De ser nombrada
Y repetida,
De nada servirá apuntar
A quien la grita
Y la pregona
Y acusarlo de estafador,
Asesino o ladrón.
La idea prevalecerá,
Inmaculada,
Sin rasguños
Y con la misma fuerza congénita
Que la impulsó.

Por Félix Sánchez Durán.


viernes, 24 de abril de 2015

S/Tít (Genocidio Armenio)

La esperanza camina sobre el agua.
La muerte también
La muerte y la esperanza se cruzan
en laberintos incontables
iluminando o enterrando bajo sombras
los motores de los hombres.
Bienvenidos los piratas honorables
que llegan por el mar a devorar culturas,
dioses de hojalata 
que bautizaron con su espada
a los infieles.
Malditos los escapados 
del horror y de la guerra,
los que ocultan su miseria tras la máscara 
desesperada de un pobre sueño.
Bienaventurado el imperio omnipresente
con su muestrario de bajezas y maldades,
bienllegados y bienquedados
en tierras saqueadas con buen juicio
y para orgullo de vuestras majestades.
Todavía hay un rincón en este mundo
donde hemos preferido olvidar un pueblo,
para que la tenue memoria de los hombres
los diera por perdidos 
y por bien muertos.
La historia oscura de los tiempos
es el horror atravesando los milenios,
poblando sus páginas con lágrimas 
que no rozan el dolor de los Armenios.
Su ayer se hizo ceniza en el desierto
y un mar de huesos mezclados con las piedras
nos recuerdan que, para algunos, son lo mismo 
los huesos y la piedras.
Todavía nos queda lugar entre los brazos,
recojamos las almas que han caído
y poblemos los rostros de ojos abiertos
para que se haga voz Armenia en la garganta
porque aquello que nombramos 
no se ha muerto.
De Alejandro Ippolito,
en La Trinchera Nacional y Popular (https://www.facebook.com/groups/1508465146084650/?fref=nf), 24/4/15.

jueves, 23 de abril de 2015

S/Tít (Trata de personas/abuso sexual)

No pienses,
todo se detiene,
se ahogan los minutos 
enterrados en las horas 
de los días 
de los meses 
de los años,
se demoran todas las urgencias 
y se quiebran los silencios 
tan solo por nombrarte.
No hay viento entre las hojas de los árboles 
que se hunden en la tierra 
con los pies desnudos para beber la sangre 
del mundo que llueve desde tus ojos 
que se pierden en la más absoluta soledad
¿quién? 
¿por quién preguntas? 
¿donde se fueron todas las cosas 
que abrazabas cuando eras apenas una niña 
que no esperaba la dentellada del mundo?
Se ha caído ya la última sombra, 
ya nadie te sigue, 
nadie espera, 
nadie llama, 
nadie.
El desfile de indolentes miserables 
se sucede una y otra vez sobre tu carne 
que se quema lentamente 
y los elásticos lloran por vos 
chirriando su melodía del asco,
Afuera todo sigue, 
las escaleras 
las luces 
los pasos 
las alcantarillas 
los expedientes 
los odios 
las virtudes,
todo es peor que ayer.
Algunas vidas se pierden 
antes de empezar 
detrás de la carcajada 
bestial de los mercados.
Una cosa más,
sólo una cosa más,
triste cosa,
pobre cosa lastimada,
tan muerta 
que apenas puede respirar.
¿quién? 
¿por quién preguntas? 
¿quien es mamá?

De Alejandro Ippolito,
en https://www.facebook.com/alejandro.ippolito.7?fref=nf (23/4/15)

miércoles, 22 de abril de 2015

C.L.I.M.

C.L.I.M.

En las condiciones de “nuestro hemisferio”, la literatura no es mayoritaria por el número de lectores, sino por su actitud ante la vida.

Pedro Lorenzana bate el zapapico.
Justo Corral hiende la perforadora.
Talan con la pala del hacha Andrés, Nico.
Atruena el taller la martilladora.
Muchos (miles) siegan a golpe de hoz,
¿todavía?, el trigo que otros (tres) ahelean.
Soy sólo poeta: levanto mi voz
en ellos, con ellos. Aunque no me lean.

De Blas de Otero,
en Expresión y reunión, Alfaguara, 1969.
(Entre los Poetas Míos... - Colección Antológica de Poesía Social Vol.6, Biblioteca Virtual Omegalfa, 2013)

martes, 21 de abril de 2015

Conjugaciones - 4 (complemento)

4 (complemento)

Para entender mejor
cuán reaccionario
era jorge manrique
hay que desarrollar
el complemento
de su tesis
o sea
todo tiempo futuro
será peor

De Mario Benedetti
en Viento del Exilio, Ed. Sudamericana, 1981.

Conjugaciones - 2 (claves)

2 (claves)

Algunas claves
del futuro
no están en el presente
ni en el pasado

están
extrañamente
en el futuro

De Mario Benedetti
en Viento del Exilio, Ed. Sudamericana, 1981.

miércoles, 15 de abril de 2015

Hasta siempre y gracias Josefina de Paludi - 14 de Abril 2015

Hasta siempre y gracias Josefina de Paludi 
- 14 de Abril 2015

Perdónenme la desprolijidad de estas líneas apuradas entre las urgencias del día, entre carpetas y gente que deambula en la jornada, pero no podía irme sin decir nada de esta nueva tristeza de la que me acabo de enterar. Ustedes sabrán comprender, como siempre.

Déjenme un momento
que detenga mis pasos
porque tengo cansados
los ojos,
los brazos,
es que son tantas plazas
mi nieto querido,
mi hijo del alma.
Es solo un respiro
hasta que vuelva la calma
a mis manos que tiemblan 
con cada esperanza.
Me siento cansada
pero nunca vencida,
y si hoy tengo ganas
de quedarme dormida
es porque tal vez, 
en un sueño,
te regrese a mi vida
y se colme mi pecho
desterrando esa herida.
Cuiden mi pañuelo,
testigo de mis días,
compañero de luchas,
mi antorcha encendida
y recuerden que tan solo
muere aquello que se olvida

Estoy tan cansada
pero nunca vencida.

De Alejandro Ippolito,
en La Trinchera Nacional y Popular (https://www.facebook.com/groups/1508465146084650/?hc_location=ufi), 14/4/15.

martes, 14 de abril de 2015

Hay algunas muertes viejas que matan todavía...

Pablo Germán Athanasiu Laschan - Eduardo Galeano / Abril 2015

Hay algunas muertes viejas que matan todavía. 
Guadañas oxidadas que salen de ronda 
tajeando los rincones de la frágil memoria. 
Hay fantasmas sanguinarios 
que se hacen carne por un momento 
en las manos de los renacidos,
los recuperados, los reaparecidos.
Hasta allí no llegan los abrazos 
ni todas las canciones 
ni las lágrimas lloradas 
sobre las sombras de otros días. 
Hay que saber que algo se pierde 
cuando se gana tanto, 
algo nos muerde desde el espanto, 
alguien puede caer desde lo alto 
donde el sol quema más que la furia 
y se traga las alas de un solo bocado. 
En estos días se nos rompe el cielo, 
se retuercen las horas, 
se nos pierde el tiempo, 
se nos ha ido Galeano 
y, de su mano, un Nieto.
tan querido y tan buscado, 
tan quieto. 
Inmóvil frente a la mentira, 
temblando frente a un espejo que nunca fue cierto.
La venas abiertas y el Nunca Más en un rezo, 
como una cuchilla que se esconde en el pecho, 
se han ido despacio Galeano y un Nieto, 
sin permiso de nadie, sin perdones ni peros, 
y sin más equipaje que el que cargan los huesos.

de Alejandro Ippolito,
en La Trinchera Nacional y Popular (https://www.facebook.com/groups/1508465146084650/?hc_location=ufi), 13/4/2015.