Las palabras necesitan de un contexto histórico, político, social, cultural, económico y biográfico para significar. Exhorto a los lectores a realizar un viaje de conocimiento acerca de lugares, tiempos y autores para enriquecer la experiencia literaria que propongo en este espacio. Gracias.

viernes, 27 de marzo de 2015

Los muchachos peronistas (La marcha peronista)

Los muchachos peronistas (la marcha peronista) (canción)

Los muchachos peronistas
todos unidos triunfaremos,
y como siempre daremos
un grito de corazón:
¡Viva Perón! ¡Viva Perón!

Por ese gran argentino
que se supo conquistar
a la gran masa del pueblo
combatiendo al capital.

¡Perón, Perón, qué grande sos!
¡Mi General, cuánto valés!
¡Perón, Perón, gran conductor,
sos el primer trabajador!

Por los principios sociales
que Perón ha establecido,
el pueblo entero está unido
y grita de corazón:
¡Viva Perón! ¡Viva Perón!

Por ese gran argentino
que trabajó sin cesar,
para que reine en el pueblo
el amor y la igualdad.

¡Perón, Perón, qué grande sos!
¡Mi General cuánto valés!
¡Perón, Perón, gran conductor,
sos el primer trabajador!

Imitemos el ejemplo
de este varón argentino,
y siguiendo su camino
gritemos de corazón:
¡Viva Perón! ¡Viva Perón!

Por esa Argentina grande
con que San Martín soñó,
es la realidad efectiva
que debemos a Perón.

¡Perón, Perón, qué grande sos!
¡Mi General cuánto valés!
¡Perón, Perón, gran conductor,
sos el primer trabajador!

Anónimo.
Versión de Hugo del Carril,
en Los muchachos peronistas, RCA, 1949.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Conversaciones con la alpargata

Conversaciones con la alpargata (fragmentos)

1

“He 
vuelto
a conversar
con la 
alpargata.
No debo 
hacerlo 
más.
Evitaré 
en lo 
sucesivo
su mirada”.  

14

“El silencio
era un pozo.
Ningún ruido lejano
aleteaba ese día
sin cigarros
ni luz.
Día de muertos.
Unas gotas
cascotearon
el techo frío;
el tiempo
su tiempo,
afuera,
aún latía”. 

24

“En el muro
los pájaros mancha
anuncian humedad.
Es la estación
de las lluvias
en el más allá”.

66

“Te silbo
bajito
pensamiento
triste,
tango.
Que no 
te vayan 
a escuchar”.

109

“Nunca más 
taladra
el graznido
nunca más
ventana
cielo
rocío.
Nunca más
maúlla
la alpargata
estéril
eco
y quejido
nunca más”.

De Mauricio Rosencof,
en http://www.riobravo.com.ar/otras-yerbas/cultura/item/915-poes%C3%ADa-desde-la-c%C3%A1rcel (18/03/2015).
Conversaciones con la alpargata, Editorial Arca, 1985.


sábado, 7 de marzo de 2015

Homenaje a las trece rosas

Homenaje a las trece rosas

Madrid se viste de luto,
por trece rosas castizas,
trece vidas se cortaron,
siendo jóvenes, casi niñas.

Malditas sean las almas,
de sus verdugos fascistas,
que con guadañas de odio,
segaron sus cortas vidas.

España es vuestra madre,
su cielo vuestra sonrisa,
sus campos tienen la sangre,
de unas rosas, casi niñas.

El pueblo de Madrid os quiere,
ese pueblo que abomina,
de salvadores de patrias,
de rojos y de fascistas.

Madrid es patria de todos,
su nombre solo mancillan,
el odio de los caciques,
cuya razón es la envidia.

Las rosaledas de parques,
de esta, nuestra España chica,
reflejarán vuestras caras,
vuestras sonrisas de niñas.

Benditas seáis mil veces,
benditas vuestras familias,
malditos los asesinos,
que nuestras rosas marchitan.

De Julián Fernández,
en http://www.foroporlamemoria.info/documentos/poema_jfernandez_pozo_ene2004.htm (7/3/15).

Trece rosas rojas

Trece rosas rojas

Trece rosas rojas, las trece rosas,
eran trece las llevaban en camión,
las bajaron a golpes y nerviosas
estrecharon sus manos en el paredón,

trece rosas rojas, las trece rosas
y delante los fusiles del pelotón
iban a matarlas y victoriosas
gritaron: ¡República y Revolución!

Blanca, Carmen, Virtudes, Avelina,
Dionisia, Luisa Martina, Victoria,
Pilar, Julia, Ana, Elena, Joaquina,

trece rosas rojas, en la memoria,
trece rosas rojas en la retina,
roja sangre que escribió la historia.

De Aitor Cuervo Taboada,
en http://aitorcuervotaboada.blogspot.com.ar/2010/08/trece-rosas-rojas.html (7/3/15).

jueves, 5 de marzo de 2015

Los imagino...

Los imagino sonrientes frente al espejo,
reforzando el maquillaje,
lustrándose los odios,
ajustándose el nudo de la bronca en la garganta.
Me convidan a marchar
tomando la sudorosa mano de los injustos,
los dedos crispados 
de los que pretenden volver a torturar,
la delicada diestra de la dama que protege a los chacales.
Me convidan a marchar
los fantasmas que quieren regresar desde las sombras,
esos algunos que pretenden ser los todos,
esos mismos que siempre fueron nadie.
Cada uno disfrazando su grito envenenado
en una marcha del silencio y del honor
que no tiene ni honores ni silencio.
Me convidan a marchar 
los que arañan el vientre de la tierra,
los que muerden el cuello de la patria,
los absurdos, los miserables, los malvendidos.
Golpean a mi puerta 
porque no hay respuesta en los cuarteles,
porque la tapa del diario ya no alcanza,
porque a sus tristes marionetas 
se les notan demasiado los piolines.
Me convidan a marchar
los que nos empujaron al borde del abismo
los que quemaron las urnas, los que mataron al indio,
los que vaciaron las arcas, los que arrojaron a las madres al río
aquel día en que el cielo y el infierno fueron lo mismo.
Me convidan a marchar 
los custodios del horror,
los socios de la muerte,
los amigos de los buitres,
los que hundidos en sus nidos de carroña
siempre están esperando que alguien se olvide.
Los que pudren todo lo que tocan,
los que escriben con sangre en el teclado,
los que sonríen cuando se quema la esperanza,
los que hicieron negocios con el espanto.
Golpean a mi puerta
con sus manos mugrientas,
con sus guantes blancos,
y me convidan a marchar
porque no entienden
que hace muchos años que marchamos,
con las madres, con las abuelas, con los que 
desaparecieron, con todos los que ellos sepultaron,
con los que empujaron a los márgenes del tiempo,
con los humildes, los sin nombre, los postergados.
Marchamos por la memoria de los pueblos,
con el nombre limpio de nuestros hermanos,
con los que jamás eligieron el silencio,
con aquellos que no se olvidan del pasado.
No golpeen a mi puerta con mentiras,
nosotros hace años que marchamos.

De Alejandro Ippolito,
en https://www.facebook.com/alejandro.ippolito.7, 17/2/15 (5/3/15).

martes, 3 de marzo de 2015

Hasta Shrek…

Hasta Shrek…
(1 de marzo de 2015: CFK habla en el Congreso)

Se reunieron los ogros,
Los burros, los monstros,
Los dragones y los feos.
Se reunieron
Los narigones, los pelados,
Los putos, las lesbianas,
Los sucios y los negros.
No faltaron tampoco
Los bajos, los lisiados:
Mancos, tuertos,
Paralíticos y rengos.
Fueron las brujas,
Fueron los viejos.
Se juntaron todos,
Todos a escuchar
A la yegua, al miedo,
A la encarnación del mal,
Al alma del infierno.
No falto el chori,
No falto el suero.

Se reunieron todos…
No todos: faltó el oráculo,
El unicornio y el vino;
Falto el juez, el rey,
El titiritero
Y el simio.
Faltaron algunos
A la fiesta del bicho.
Sin embrago, no hicieron falta
Para que riesen y bailasen
Los concurrentes,
Para que llorasen de alegría,
Para que sintiesen la unidad
De los que pocos miran. 

Para saberse que son muchos, bellos,
Hermosos y que el futuro es de ellos,
No necesitaron que fuese, tampoco,
El que anuncia con el instrumento
De viento
Y que vende las entradas
Para llegar al cielo.

Por Félix Sánchez Durán